Dimite presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski, tras escándalo de corrupción y compra de votos

Publicado el

Pedro Pablo Kuczynski anunció este miércoles su renuncia a la Presidencia del país, a solo un año y siete meses de haber sido posesionado, tras ser implicado en una trama de corrupción con la empresa Odebrecht, y dijo que lo hace debido al "clima de ingobernabilidad" que "no permite avanzar".

Su anuncio se da en medio de acusaciones contra el Ejecutivo por presuntas compras de votos parlamentarios a cambio de obras y puestos en el Estado para evitar su destitución, las cuales rechazó durante el discurso. Luego de este material difundido por el fujimorismo, sectores de la oposición y del oficialismo pidieron que dé un paso al costado desde el martes por la tarde. Su mandato duró un año, siete meses y 21 días.

"No quiero ser un escollo"

Durante su mensaje, Kuczynski criticó la “obstaculización” que encontró en la mayoría opositora en el Congreso, señalando censuraras de ministros y los dos procesos de vacancia en su contra en los últimos tres meses. Sobre la segunda, aseguró que repetía los mismos y rechazó la filtración de informes de la UIF en su contra y los videos sobre la presunta compra de congresistas, lo que según él “generó una graves distorsión del proceso político y de la discusión sobre el proceso de vacancia” y que “recuerdan épocas tristes que se produjeron en el pasado”.

“Pienso que lo mejor para el país es que yo renuncie a la Presidencia de la República. No quiero ser un escollo para que nuestra nación en encuentre la senda de la unidad y la armonía que tanto necesita y que a mí me negaron”, anunció. Luego de asegurar que no quiere que ni la patria ni su familia “sigan sufriendo”, aseguró que “habrá una transición constitucionalmente ordenada” y agradeció a quienes lo ayudaron en sus campañas, a sus ministros, sus parlamentarios y sus colaboradores.

Al final de su discurso, Kuczynksi anunció que remitiría al Congreso su carta de renuncia, cuya recepción fue notificada por el Congreso minutos después vía Twitter. "Muchas gracias, buenas tardes, que Dios bendiga al Perú", fue su última frase como presidente en funciones.

20 meses turbulentos

Kuczynski llegó a la Presidencia en su segunda postulación, al frente del joven partido Peruanos por el Kambio y tras vencer por un escaso margen en segunda vuelta a Keiko Fujimori, a quien había apoyado en el 2011. Pese a su derrota en las presidenciales, Fuerza Popular se quedó con la bancada mayoritaria del Congreso: 73 congresistas de 130 al inicio de la Legislatura, frente a los 18 del oficialismo, 20 de la izquierda y dos grupos con solo cinco miembros, pero de amplia experiencia parlamentaria: Apra y Acción Popular.

Luego de varios meses de relativa calma con la oposición fujimorista, que incluso le dio facultades legislativas, las tensión entre Ejecutivo y Congreso comenzó a crecer con las interpelaciones de los ministros Jaime Saavedra -que luego fue censurado-, Martín Vizcarra y Alfredo Thorne -quienes renunciaron-, y finalmente el primer ministro Fernando Zavala, que no recibió el voto de confianza y renunció junto a todo su gabinete. Todo esto entre diciembre del 2016 y septiembre del 2017.

El factor Odebrecht

Con Mercedes Aráoz como presidenta del Consejo de Ministros, los roces de Fuerza Popular con el Gabinete se redujeron. Sin embargo, otro factor comenzó a golpear al Gobierno: el caso Odebrecht. En diciembre, la empresa reveló, a través de la Comisión Lava Jato, que pagó US$ 782 mil a una empresa del presidente entre 2004 y 2007, época en la que fue ministro. Esto lo llevó a su primer de proceso de vacancia, del que se salvó gracias al apoyo de Kenji Fujimori y sus nueve congresistas. Tres días después, Kuczynski indulto a su padre, Alberto Fujimori.

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers