Este 2 de mayo México recuerda a los soldados del Escuadrón 201 que murieron durante la II Guerra Mundial

Publicado el

Los pilotos mexicanos del Escuadrón 201 lucharon al lado de los Aliados en la Segunda Guerra Mundial. En el frente del Pacífico, 30 Águilas Aztecas lograron poner fuera de combate a 30.000 japoneses. Aunque México tuvo una destacada participación en este hecho histórico, parece ser que son pocos quienes lo recuerdan.

El Escuadrón Aéreo de Pelea 201 o Escuadrón 201, es una unidad mexicana de combate aéreo que participó en la Segunda Guerra Mundial encuadrada dentro de la Fuerza Aérea Expedicionaria Mexicana (FAEM). El escuadrón voló como anexo al Grupo 58o. de combate de la 5a. Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAAF por sus siglas en inglés), en la liberación de la isla madre de Luzon, Filipinas, durante el verano de 1945. El Escuadrón 201 sirvió con distinción en observaciones, bombardeos y ametrallamiento de posiciones japonesas, vehículos en convoy y emplazamientos de artillería en Filipinas y Formosa.

La Fuerza Aérea Expedicionaria Mexicana es la única unidad militar mexicana que ha combatido fuera del territorio nacional.


 

Aunque a principios de la Segunda Guerra Mundial México mantenía su posición de neutralidad, en mayo de 1942, embarcaciones mexicanas que abastecían de petróleo a los Estados Unidos fueron atacadas en aguas del Golfo de México por submarinos alemanes que torpedearon y hundieron los buques petroleros Potrero del Llano el 13 de mayo de 1942 frente a las costas de Florida, y el Faja de Oro, perpetrado el 20 de mayo.


El petrolero mexicano SS Potrero del Llano envuelto en llamas, después de ser torpedeado por el submarino aleman U-564 el 13 de mayo de 1942.

 

Debido a estos actos de agresión, el 28 de mayo de 1942, el Presidente de la República, general Manuel Ávila Camacho, solicitó al Congreso que declarara la guerra a las potencias del Eje (Alemania, Japón e Italia), nombrando como capitán del escuadrón a Paul Meléndez Trufis. El gobierno mexicano, después de evaluar la situación económica y militar del país, determinó contribuir con el esfuerzo bélico aliado enviando un contingente cuya actuación fuese significativa, sin representar un alto costo humano y económico.


 

Los ataques a los buques petroleros mexicanos continuaron; el Túxpam, fue atacado el 26 de junio de 1942; Las Choapas, el 27 de junio; el Oaxaca, el 27 de julio; y el Amatlán, el 4 de septiembre.

Mientras tanto, en las ciudades mexicanas se hicieron simulacros de bombardeo, hubo apagones prolongados, se instituyó el Servicio Militar Nacional obligatorio y con los Estados Unidos se pactó el envío de trabajadores mexicanos a los campos agrícolas y fábricas para compensar la falta de mano de obra debido al correspondiente reclutamiento estadounidense.


 

Una reforma constitucional creó el 10 de febrero de 1944 la Fuerza Aérea Mexicana (FAM), la cual se integró por el Arma de Aviación Militar del Ejército Mexicano. Posteriormente, el 8 de marzo de 1944, el presidente dio a conocer la intención de enviar tropas al frente de guerra y durante el mes de julio se dispuso la formación del Grupo de Perfeccionamiento Aeronáutico, integrado por 299 elementos procedentes de diversas unidades y dependencias del ejército, incluyendo civiles del Departamento de Materiales de Guerra, para ser enviado a capacitarse a los Estados Unidos. Se trataba de una unidad pequeña, con gran potencia de fuego y casi autosuficiente. Naturalmente, se seleccionó a los mejores pilotos de la Fuerza Aérea para formar el escalón de vuelo de este grupo. La unidad recibió entrenamiento en varias localidades de los Estados Unidos, principalmente en el campo aéreo de Greenville (Texas) y en el de Pocatello (Idaho).


Operaciones de combate


 

El Capt. Radamés Gaxiola frente a su P-47D con su personal de mantenimiento al regreso de una misión de combate. A partir de junio de 1945 el Escuadrón 201 inicialmente voló misiones junto al escuadrón de caza 310.º de la USAAF a menudo dos veces al día, utilizando aviones prestados por la USAAF. Finalmente se recibieron 25 nuevos aviones P-47D-30-RA Thunderbolt en julio, marcados con las insignias de tanto la USAAF como de la FAM. Su base se estableció en Porac, Pampanga, en el complejo de Clark Field en la isla de Luzón. La unidad voló más de 95 misiones de combate, un total de más de 1.900 horas de vuelo. Participó en el esfuerzo aliado para bombardear Luzón y Formosa para expulsar a los japoneses de aquellas islas. Durante su lucha en las Filipinas, cinco pilotos del escuadrón murieron (uno fue derribado, otro se estrelló en combate, y tres se quedaron sin combustible durante misiones y murieron en el mar), y otros tres murieron en accidentes durante el entrenamiento.


 

Entre las misiones voladas por el escuadrón hubo 53 misiones de apoyo a tierra voladas en apoyo de la 25a. División de Infantería del Ejército de los Estados Unidos, junto con el Ejército Filipino de la Commonwealth, unidades de policía, así como guerrilleros filipinos en el valle de Cagayan entre el 4 de junio y el 4 de julio de 1945; 37 misiones de entrenamiento voladas del 14 al 21 julio de 1945 (incluidas las misiones de apoyo a transbordadores de la isla de Biak, Nueva Guinea); cuatro barridos de combate sobre Formosa del 6 al 9 julio de 1945, y una misión de bombardeo en picado contra el puerto de Karenko, Formosa, el 8 de agosto.


 

Cuando el Escuadrón 201 fue estacionado en las Filipinas no tenía a su disposición pilotos de reemplazo pero las pérdidas de estos no obstaculizaron su eficacia. Cuando el Grupo de Caza 58ª de la USAAF salió de las Filipinas con destino a Okinawa el 10 de julio, los mexicanos se quedaron atrás. Volaron su última misión de combate como un escuadrón completo el 26 de agosto en una misión de escolta de un convoy al norte de las Filipinas. No sólo los pilotos entraron en combate, sino también algunos miembros del personal de tierra del escuadrón quienes se encontraron con tropas niponas con las que sostuvieron algunos tiroteos e incluso hicieron prisioneros. Al Escuadrón 201 se le atribuye poner fuera de combate a cerca de 30.000 soldados japoneses (aunque algunas fuentes dan cifras inferiores) y la destrucción de edificios enemigos, vehículos, tanques, cañones antiaéreos, nidos de ametralladoras y depósitos de municiones.


Regreso triunfal


El 18 de noviembre de 1945, nuestro país recibió a los victoriosos sobrevivientes. Se trató de una recepción popular y oficial llena de alegría. El presidente Manuel Ávila Camacho destacó la labor desempeñada por estos mexicanos, la cual contribuyó significativamente a combatir a las potencias del Eje. Dos días después encabezaron el desfile militar conmemorativo de la Revolución Mexicana.

En el año 2004, se expidió un proyecto de decreto por el que el 2 de mayo se conmemora la muerte de los pilotos de la Fuerza Aérea Expedicionaria Mexicana. Cada año se celebra con una ceremonia solemne en el monumento a dicho organismo en la primera sección del bosque de Chapultepec.

De hecho, debemos resaltar que el Escuadrón 201 ha sido el único destacamento militar mexicano que ha servido a nuestro país en el exterior, por lo que deben ocupar un lugar especial en la memoria histórica.


El Sargento Primero Armero Fortino González Gudiño, un mexicano que sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial. Durante tres meses, el Escuadrón 201 en el que batallaba participó en 96 misiones de combate y bombardeo.

 

Fuentes: Wikipedia, Fuerza Aérea Mexicana, Radio Latin-Amerika
Fotos: Asociación Mexicana de Veteranos de la II Guerra Mundial A. C.

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers