29 fatales minutos tardó la policía en atrapar al perpetrador de los crímenes en Kongsberg

Publicado el

Prácticamente media hora tardó la policía en atrapar a Espen Andersen Bråthen, de 37 años. Entre las 18.18 y las 18.47 horas, Bråthen asesinó a cinco personas y dejó heridas a otras dos usando arco y flecha para perpetrar los crímenes. El hecho ocurrió ayer miércoles 13 de octubre por la tarde en la ciudad de Kongsberg.

El jefe de policía, Ole Bredrup Sæverud, dijo en conferencia de prensa hoy jueves que los cinco probablemente murieron durante esos 29 minutos.

No se sabe exactamente cuales fueron los movimientos del perpetrador de los crímenes durante esa casi media hora. Hay varias observaciones de testigos, pero después de los primeros minutos logró ocultarse de la policía.

La policía recibió la primera denuncia a las 18.12.30 del miércoles por la tarde. Según los informes, un hombre con arco y flecha disparaba a la gente. Inmediatamente se envió una patrulla policial y personal armado al lugar. Poco después se envían otras tres patrullas.

En los minutos posteriores al primer mensaje, llegan más y más mensajes al centro de operaciones de la policía sobre lo que estaba ocurriendo y sobre las personas que habían sido alcanzadas por las flechas.

A las 18.18, la primera patrulla avista al perpetrador de los flechazos mortales, intentar comunicarse, pero lo pierden de vista, se dice en un comunicado de prensa de la policía.

Poco después, la policía vuelve a encontrarlo, pero este arremete y dispara flechas a la policía y se escapa. A Partir de ese momento, Bråthen opera con su arco y flecha durante 29 minutos, según reza en la información publicada por VG el día de hoy. En ese lapso son varias las personas que avisan a la policía hasta que Bråthen, ciudadano danés que ha vivido toda su vida en Kongsberg, resulta finalmente arrestado por la policía.

El jefe de la policía, Ole Bredrup Sæverud informó durante la conferencia de prensa de ayer por la tarde, que es razonable deducir que Bråthen asesinó a las cinco personas después del primer intento de acercamiento por parte de la policía; situación de la que Bråthen logra escapar.

– Algunas de las personas asesinadas fueron encontradas dentro de algunas casas y otras en espacios exteriores, dijo la abogada de la policía, Ann Irén Svane Mathiassen, a Drammens Tidende y Laagendalsposten. El periódico Kongsberg también escribe que el autor debe haber entrado en varias casas en Hyttegata.

Espen Andersen Bråthen ya había sido condenado anteriormente, entre otras cosas, por amenazar a sus propios padres. El servicio de seguridad policial (PST en sus siglas noruegas) informó hoy jueves que los asesinatos parecen ser un acto terrorista. El detenido de 37 años continuará detenido y en prisión preventiva a partir de mañana viernes.

Amigo de infancia ya había advertido a la policía en 2017

Un amigo de infancia del asesino de Kongsberg ya había alertado a la policía en 2017: se temía que se pudieran perder vidas.

– Espero que ustedes en la policía se tomen esto en serio, dijo el amigo hace cuatro años.

Ahora ocurrió y Bråthen asesinó ayer a cinco personas.

– La policía debe saber bien quién es esta persona y de verdad espero que lo sigan un poco, antes de que se pierdan vidas o alguien sufra lesiones permanentes, se desprende de la denuncia presentada aquel año.

La intranquilidad aumentó cuando Bråthen publicó dos videos en 2017 advirtiendo sobre sus intenciones.

El amigo de infancia le dice a NRK que aquella vez recibió un mensaje en Facebook del ahora acusado por los asesinatos en Kongsberg. Percibió que su amigo estaba enfermo y quiso ayudarlo. Por eso envió una alerta a la policía.

Era una bomba de tiempo.

– Elijo aquí y ahora advertir sobre esto, porque veo que puede ser un problema, que otros pueden terminar en la "línea de fuego".

El amigo del acusado dice además que la policía le informó que tenía control total sobre él y que no había nada de qué preocuparse.

Con condenas anteriores

Otra persona que conoce al acusado le ha dicho a la cadena NRK que su conversión sobre el islam tiene poco que ver con el caso.

– Se trata de una persona que tiene una enfermedad mental grave y que quedó marginada en la adolescencia. Esto ha afectado en gran medida la vida de sus más cercanos.

El conocido dice que se debe discutir si el umbral establecido no es demasiado alto para intervenir y usar la fuerza con personas que obviamente pueden ser un peligro para ellos mismos y para los demás y que deben recibir ayuda, aunque no quieran.

El hombre de 37 años recibió el año pasado a una orden de prohibición de acercamiento a sus familiares cercanos por un periodo de seis meses y después de que amenazó con matar a uno de ellos.

Según el veredicto del Tribunal de Distrito de Kongsberg y Eiker, la policía creía que existía el riesgo de que el hombre cometiera un acto delictivo contra las personas a las que tenía prohibido visitar. También fue condenado por robo y compra de pequeñas cantidades de hachís en 2012 y había sido condenado por delitos similares anteriormente.

Con información de VG y NRK Nyheter, 13 y 14 de octubre de 2021

Traducido y resumido por Yanina López.